Mi hija me pide seguido que le cuente alguna historia de México, a veces me pide alguna graciosa y a veces no le importa de que sea.

Y no siempre puedo acordarme de alguna en ese momento. Pero hoy en el trabajo, cuando pasé al baño, me acordé de una graciosa aunque no sé si se la contaré. Pero mi blog es para eso, no?



Una vez tenía urgencia en verdad por pasar a un baño a hacer del "1".

Y mientras esperaba el "ruta 100" me decidí a pasar a los nuevos sanitarios que pusieron en la salida del metro "Mixcoac".


Tuve problemas para entrar ya que había que echar monedas para pasar y no tenía cambio.
Le pedí cambio a la persona que atendía; era una persona en una especie de taquilla ubicada entre la entrada a los baños de los hombres y las mujeres.
Luego tuve problemas para poder pasar los torniquetes ya que le eche las monedas y gire en sentido contrario las puertas por lo que mis monedas fueron utilizadas, pero yo no pase, así que de nuevo pedí ayuda a la persona.

Y finalmente entre y me sorprendí de ver la modernidad de los baños.
En ese entonces no había en cualquier lado baños con sensores y estos tenían por todos lados, todo era nuevo y moderno para mí.

Pero en mi urgencia me dediqué a buscar los mingitorios, note que eran un poco altos y con espejos al frente pero no le di más importancia.

Cuando acabe me di cuenta que el baño inteligente ya estaba echando agua y creo que fue desde que llegue. Wow, que efectividad.

Llegado el momento de lavarme las manos, me dedique a buscar los lavabos...
Donde están, donde est.... oh oh… 

En ese momento note que los mingitorios eran modernos pero bien definidos con sensores pero sin espejos y estaban a espaldas de donde yo había hecho...
Así que, en realidad... lo que pensé que eran los mingitorios eran los lavabos…

Me lave las manos y salí corriendo todo nervioso y muerto de risa.